sábado, marzo 26, 2011

LA PREMONICION COMO POETICA DE SUSANA CHAVEZ., por Elizabeth Cazessús



HOMENAJE RITUAL EN TIJUANA.
..algo parte en dos la memoria, algo parte en dos a la mujer
Que peina su alma antes de entrar al lecho solitario…
El árbol de la Voz, Susana Chávez.

Se realizó la lectura de PICARAS MISTICAS Y REBELDES de Voz Alta en el Centro Cultural Tijuana, programado por el Departamento de Literatura que coordina Mara Maciel.
Esta lectura fue realizada en homenaje a Susana Chávez, poeta y activista de Cd. Juárez asesinada en el mes de enero por dos jóvenes, víctima de la violencia de género.

Susana Chávez, quien acuño la frase: “ni una muerta más” y
defensora de los derechos humanos, contra los feminicidios en cd. Juárez fue encontrada muerta, en una de las calles de la Colonia Cuauhtémoc.

La lectura homenaje inicio con un saludo con caracol a los cuatro vientos y palo de lluvia.
El yembé de Francisco Bustos se despertó como un latido del corazón con el poema “Ocaso”, dedicado a Linda Escobedo otra de las muertas de cd. Juárez.

He perdido la cuenta de tus huesos
Introduciendo mi palabra al tiempo
Entonces me fui a alguna parte
Con el apetito dormido.
Fuiste tú el sitio del crimen
Quien me volvió clandestina melodía
A quien contemplo mezclada de imágenes
Sentada en la butaca del cine
Para ver mí sombra.

Susana poeta, desde el sepulto nos hablaba, Susana la mártir, desde la sombra se elevaba, Susana la victima del feminicidio, denunciaba, Susana la amante de la letras se inmortalizaba.
La primera vez que leí “Ocaso” la voz de Susana me retumbo en el corazón, como si tuviera vida; hablaba con una voz que podía distinguir en el silencio lapidario como si me lo estuviera leyendo ella. Transparente iniciaba su dialogo para tratar de entender el absurdo de las sombras. Un poema del amor imposible, desgarrador e imprevisible.

Nos enredamos en el vacío
Y de la nada surge tu boca
A desprenderme a Dios del aliento
En un espejismo que me brota por un rumor indefinido.

¿Por qué escogí hacerle homenaje a ella y no a tantos otros que también han caído en esta guerra, y en otras luchas no menos injustas y que se reflejan como producto de la desintegración social en la que hemos caído los mexicanos?
Precisamente porque Susana es la voz de la pasión, la voz amante en sacrificio. Y es la Palabra, es la Poesía que nos representa a todos en medio de tanta corrupción e injusticia. Ante la faltay la pérdida del respeto a la Voz de la justicia, la Voz del derecho, la Voz de la verdad. La Palabra Legal, la Palabra Justa, la Palabra de nuestra Carta Magna, la Palabra como acto de comunión. Cuando la demagogia, la estafa de la publicidad con sus "mentiras legales" y el abuso del poder político narcotizan y permean nuestra sociedad; Susana Chávez nos dice:

Surges despuntando tu lengua,
liberando a Sofía en tu interior.
Aquí estás, embalsamada,
Casi real entre los árboles.
Pareces un chacal,
Un alebríje que me conquista
Más allá de lo intocable.

Ella le habla a otra mujer como si hablara consigo misma, como si reconociera entre las sombras sus propios pasos u Ocaso, como si ese cuerpo que gira alrededor de su otra parte, mas vivo que nunca, la poseyera.

Te veo desatada en una ventana
alrededor de mi otra parte
Dándole a mis ojos el cierre final.
A veces, también te veo
Atrapada en un secreto
Que duele entre mi carne,
Así voy avanzando paso a paso
Tomando de una mano tu ruptura
Y acariciando los cabellos de alguien
Por quien toco la magnánima vehemencia.
Susana insiste en dialogar con ese otro cuerpo, el de afuera ,el que yace, y que vive en esa otra parte, y que respira dentro de si, tomando el aliento de la noche.
Así voy en mi misma
Perdiendo la cuenta de tus huesos.
Premonición, amor a lo ignoto, a lo intocable de la sombra.El yacimiento del amor perdido. La desperdigada esencia entre los fragmentos de la memoria.el Deseo y el sueño inacabado. El deslinde de otra infatigable desventura.

Poema sacrificial, ante la cruel realidad y la ironía de la vida que nos tiene como rehenes mientras vamos perdiendo la cuenta de los muertos en este país del olvido.

Susana Chávez, nos deja éste y otros poemas como frutos del “árbol de su voz.”
(qepd).

Elizabeth Cazessús, marzo 24 del 2011.

No hay comentarios.: